¿Te has preguntado por qué llora un Homosexual?

Seguidores

lunes, 20 de octubre de 2014

Lo que pasa despues de tomar.. Cruda!

Por una razón u otra, a veces se nos pueden pasar las copas. Pero con el paso de los años, me cuesta más y más superar la mañana siguiente de la pachanga.

Cuando estaba en la universidad, me levantaba, arreglaba y me iba a la escuela, ¿cómo? No tengo idea. Pero ahora, años después, el simple hecho de salir de la cama es toda una lucha entre mi cuerpo y yo.

La mañana que sigue a una noche de excesos es horrible, pero definitivamente algo que muchos tenemos en común. Las invito a conocer algunas de sus etapas:

1. ¡Dios me está castigando!


Te duele la cabeza. No, eso no es verdad, en realidad te duele todo tu ser. Obviamente ya no puedes tomar de la manera en que lo hacías cuando tenías 20 y esperar que al día siguiente estés como si nada.

x
hungover-gif1.gif


Ya eres un miembro activo de la sociedad, debes comportante de manera más adulta... Pero no puedes dejar de pensar que quizá debes ir al hospital para poder detener el dolor de cabeza nivel hulk. Y si todavía no sientes que te están sacando el cerebro, sabes que se debe a que probablemente continúas borracha.

2. ¿Quién es él?


Ya sea que estás acostada junto a una cabeza poco familiar o estás envuelta en un par de brazos extraños. Obviamente el corazón se te acelera del susto y tratas de escabullirte lo más sutil que se pueda, es tu momento de sacar el ninja style. Lo último que quieres es tener que pasar por la incómoda situación de la mañana siguiente.

x
2gif.gif


3. ¿Cómo llegué aquí?


Despiertas y estás sola. Sólo que no estás en tu cama. Amaneciste en algún lugar random de tu casa, en una posición extraña (o haciendo algo raro) y con la pijama a medio poner (o ya de plano sin ella).

x
tumblr_md8mn0cthz1ql5yr7o1_400.gif


4. ¡Dónde está mi teléfono!


Seguramente sigue en tu bolsa o entre tu ropa, pero hasta que tu cuerpo casi cadáver logre levantarse de la cama, no lo vas a encontrar. Claro que no piensas eso, porque tu cerebro que sigue nadando en alcohol, entra en pánico y no entiende de lógica.

x
cel4.gif


5. No me puede mover de aquí


Entre el dolor de cabeza tipo hulk, las visitas al baño para abrazarlo y contarle tus penas, el pánico de haber “perdido” tu celular y las dudas de si sigues o no alcoholizada, dudas de tu capacidad para convivir con otros seres humanos.

x
5.gif


Pero sabes que nada de nada va a justificar tu estado, así que como puedes, te arreglas y te encomiendas a todos los amos y señores del universo para que no permitan que vomites a la mitad del camión.


6. Ya no voy a volver a tomar


La mentira más grande del mundo que te puedes decir a ti misma y a tus amigos.

x
eurotrip-never-drinking-again.gif


¿Qué es lo peor que puede pasar cuando despiertan después de una borrachera? Cuéntenme en la parte de abajo

sábado, 18 de octubre de 2014

¿Cómo saber si quiere una relación seria o solo una aventura?

Por desgracia, las relaciones sentimentales no son como las matemáticas, donde 1 + 1 suman 2. Cuando iniciamos una relación, creemos saber desde dónde partimos aunque no tengamos la menor idea de a dónde llegaremos…o si llegaremos.

Como lo señala Valeria Schapira, experta en relaciones personales del sitio de citas Match.com, muchas veces nos equivocamos al interpretar las señales. Ella misma nos revela cuatro claves que nos indican por qué camino va una relación incipiente. Atentas a los consejos de esta experta:

¿Cómo saber si quiere una relación seria o solo una aventura?


  1. Un hombre o una mujer que quiere tener una pareja en serio no tendrá empacho en confesarlo. Quizás no seas tú la persona que él o ella elija para ese fin pero seguramente te hable de sus ganas de encontrar a un compañero de vida, de vivir en pareja y hasta del sueño de tener niños. Quien quiere compromisos, suele contarlo, dice Schapira.
  2. Es probable que quien esté a la búsqueda de una aventura no cuide demasiado las formas. Un hombre que respeta a una mujer y pretende seguir conociéndola para construir algo, nunca la mandarla en un taxi a su casa o la haría ir al lugar de encuentro sin ofrecerle pasarla a buscar, por ejemplo. Conductas descorteses como ésta hablan no sólo de falta de modales sino de un absoluto desinterés por el otro.
  3. Alguien que quiere una relación en serio no huye o desaparece. Es decir, una persona que desea un compromiso se mantiene disponible y sostiene la comunicación. No tiene conductas como aparecer y desaparecer durante días y no juega al misterio. Las conductas evasivas hablan de falta de ganas o de fobia al compromiso.
  4. Quien quiere comprometerse no es ambiguo respecto a su relación actual.Tampoco anda con excusas ni teorías del tipo “me estoy separando”. Si escuchas cantinelas como esa o “con mi mujer/novio dormimos en cuartos separados”, pon pies en polvorosa ya mismo.

Es verdad que una nunca sabe dónde terminará la relación que estamos iniciando. Pero también es cierto que si aprendemos a detectar estas señales, lo mejor será no perder el tiempo. “En los comienzos se pactan los finales”, dice la experta.

Autor @Laureanita


sábado, 11 de octubre de 2014

5 razones por la que los hombres aman hacerlo por atrás

5 razones por la que los hombres aman hacerlo por atrás

1. Sensación de poder
Los hombres disfrutan sentirse poderosos, es parte de su ego masculino. Sabemos que puede sonar un poco machista y territorial, un tanto retrograda, pero es la realidad.
A través del sexo anal ellos controlan la situación, y estar arriba de ti para entrar, los hace sentirse los reyes del mundo.

2. Significa confianza
El hecho de que le permitas el acceso a una parte tan íntima e inaccesible le habla de una confianza desmedida en su persona. Y no sólo respecto al placer, si no a la confianza de entrar en tus rincones más profundos.

3. Es algo nuevo
Cuando la posibilidad de sexo anal aparece, lo que ellos ven es como una aventura, y se emocionan como niños con juguete nuevo.

4. Aman los traseros
¿Cuántas veces has cachado a un hombre observando un trasero? Incontables. Los hombres aman las retaguardas, y si tienen la oportunidad de estar cerca y dentro de ellas, es como si hubieran ganado la lotería.

5. Es muy angosto
Y esta es una de las razones principales. Los músculos están intactos, y las paredes son angostas. Es una fantasía atractiva para los hombres.

¿Será que sí?

Con información de Actitud Fem

jueves, 9 de octubre de 2014

Los 14 objetos más extraños encontrados en un recto

Galería de radiografías alucinantes de personas que se metieron en líos por introducirse objetos por salva sea la parte.

Uno de los momentos culminantes de “American Psycho” -nos referimos a la novela, no la película- es la escena del ratón. Patrick Bateman están efectuando una de sus habituales matanzas y no se le ocurre mejor idea que introducir un ratoncito hambriento por una de las cavidades de sus víctimas dejando por el camino de un tubo un pequeño rastro de migas de queso. Con lo que, al final, se produce un repugnante episodio de consumo de carne humana altamente sangriento y humillante.
¿Por qué este momento del libro de Brett Easton Ellis ha hecho vomitar a tanta gente? Básicamente porque con los orificios no se juega, y la mayoría de la gente siente pánico a la simple idea de que por su recto entren cosas, en vez de que salgan. Si el cuerpo es tu templo, como afirman Sánchez Dragó y otros gurús de la nueva era, con más razón lo es a la hora de proteger las mucosas del ano y todo lo que empieza a partir de ahí. Pero luego hay gente que experimenta, y no precisamente con carne en barra -que con un buen gel BackDoor puede dar pie a buen sexo-, sino en lo que ya catalogaríamos de prácticas resofílicas de un alto nivel de desviación.
Son comunes las historias de personas aficionadas a introducirse objetos en el ano. Conocemos de primera mano el caso de un señor de Barcelona que gustaba de deslizarse pilas alkalinas y que un día comentió el error de probar con unas guindillas (aquello parecía un lanzallamas), y gracias a Cosmopolitan ahora conocemos también otros casos particulares en los que la cosa salió mal y el objeto que tenía que dar placer se quedó atorado en salva sea la parte, con lo que hubo que pasar por urgencias para una práctica quirúrgica rápida. Y no nos referimos a la leyenda urbana de Brad Pitt y el hamster. Aquello NUNCA se demostró. Aquí hablamos de llaves, teléfonos móviles, unas gafas de sol o un salero, material muy protegido por la ética médica (aunque a veces violado). Cuidado si eres aprensivo: esto te puede afectar seriamente el estómago.
Un salero, parece que vacío.
Una figurita de Buzz Lightyear, el personaje de 'Toy Story'
Una muñeca Barbie sin cabeza.
Una cinta de casete.
Un iPod, no sabemos de qué generación.
Un cable enrollado, enchufe incluido.
Unas gafas de ver, que no de bucear.
Un imponente vibrador.
Una llave solitaria.
Un teléfono móvil.
Una linterna tamaño XL.
Un tarro de cristal.
Una bombilla.
Un revolver.

martes, 7 de octubre de 2014

Espermacus: El reality porno gay de moda

Y qué es Espermacus? Espermacus es un reality porno gay, inspirado en la Antigua Roma donde podemos ver a chicos en acción y además conocer lo que opinan o sienten los unos de los otros, y vivir sus enfados, sus peleas y sus alegrías durante tres horas diarias de streaming en directo. Como espectadores podemos influir en el desarrollo del mismo, decidiendo sobre el destino de los concursantes mediante pujas en la moneda oficial del reality: el denario, que puedes comprar en el mismo portal mediante tarjeta de crédito.
Los tórridos concursantes de Espermacus se reparten en tres estancias del Ludus y se dividen en tres castas, cada una con un rol diferente dentro del concurso. Un verdadero juego en el que todos podemos participar.
Si te ha picado la curiosidad y ya estas harto de los realitis caducos de siempe, puedes entrar y registrarte gratuitamente en www.espermacus.com para ver los programas completos y conocer a todos sus concursantes…

lunes, 6 de octubre de 2014

Tu pareja dijo una mentira, ¿cómo reaccionar?

Suena el teléfono y tu chico aún duerme así que contestas en la otra habitación. Es su amigo Juan, que solo llamó para avisarle que olvidó su celular anoche en el bar, que él lo tiene. Cuando el bello durmiente finalmente abre los ojos comienzan a platicar y le preguntas dónde ha ido ayer. Su respuesta, "me quedé en la oficina trabajando en el proyecto" te sube los colores al rostro. Te está mintiendo y no sabes por qué. Tu cerebro corre a mil y te bombardea con ideas: 

¿y si está viendo a otra y por eso miente? 

seguro no es la primera vez que no me dice la verdad

ay sí, "trabajando", además de mentiroso, mártir ¿no? 

Cada una de ellas solo te hace querer gritar y decirle que es un mentiroso, que sabes que ha ido a un bar. Algunas de tus opciones son: 

Alimentar esas ideas y dar rienda suelta a tus impulsos e írtele a la yugular con todo tipo de reclamos y cuestionamientos. Traer otros momentos a cuento y empezar una pelea épica sobre sus mentiras.  

No decirle nada y quedarte con todos esos fantasmas en la cabeza o incluso llamar a Juan y quedar para ir por el teléfono porque ahora has decidido sacar tu lado Sherlock Holmes y descubrirás el gran secreto que oculta. 

Frenar esas ideas, respirar profundamente para tranquilizarte, contarle de la llamada, decirle cómo te hace sentir que te dijera otra cosa y preguntarle por qué lo ha hecho. 

¿Cuál te suena como la más coherente? La tercera, ¿no? Es porque en esa estarías intentando comunicarte de forma asertiva. Estás dispuesta a expresarte y pedir una explicación pero sin dejar que la ira y la agresividad se adueñen de ti. Sabes que tienes derecho a una explicación y no renuncias a él pero tampoco te aprovechas de ello.

Si descubres que tu pareja te ha mentido lo mejor es que le confrontespero de forma respetuosa y serena. Siempre hablando en primera persona de lo que sientes y necesitas saber. Has las preguntas que creas necesarias pero sin levantar la voz y prestando atención a sus respuestas. 

Tal vez la razón sea que fue a planear una fiesta sorpresa para ti e imagina cómo te sentirías si te le hubieras lanzado como pantera. No hay que reaccionar como en las telenovelas. Esos melodramas hay que dejarlos para la ficción. Pero eso sí, una vez aclarado el tema, es importante que trabajen en fortalecer su comunicación. Muchas de las parejas que rompen no lo hacen a consecuencia de un gran pleito, sino por la acumulación de desacuerdos y rencores. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...